WIPS (sistema de prevención de intrusiones inalámbricas) Definición / explicación

Un sistema de prevención de intrusiones inalámbricas (WIPS) es un sistema de seguridad de red que supervisa y detecta puntos de acceso (AP) y clientes no autorizados en una red inalámbrica. Puede utilizarse para prevenir ataques inalámbricos y el acceso no autorizado a datos sensibles.
Los sistemas WIPS suelen funcionar escaneando las ondas en busca de direcciones MAC no autorizadas en la red. También pueden buscar tipos específicos de tráfico que puedan ser indicativos de un punto de acceso o cliente no autorizado. Una vez que se detecta un punto de acceso o cliente no autorizado, el sistema WIPS puede tomar medidas para bloquear el acceso del dispositivo a la red.
Los sistemas WIPS pueden utilizarse junto con otras medidas de seguridad, como los cortafuegos y los sistemas de detección/prevención de intrusiones (IDS/IPS), para proporcionar una solución de seguridad completa.

¿Por qué utilizar un sistema de detección y prevención de intrusiones?

Un sistema de detección y prevención de intrusiones (IDPS) es una medida de seguridad de la red que supervisa el tráfico de la red en busca de actividades sospechosas y puede bloquear o tomar medidas contra el tráfico sospechoso.
Hay muchas razones para utilizar un IDPS, pero algunas de las razones más comunes incluyen:

1. Para mejorar la seguridad de la red: Al monitorear el tráfico en busca de signos de intrusión o actividad maliciosa, un IDPS puede ayudar a mejorar la seguridad general de una red.

2. 2. Reducir el riesgo de violación de datos: Al bloquear o tomar medidas contra el tráfico sospechoso, un IDPS puede ayudar a reducir el riesgo de violaciones de datos.
3. Mejorar el rendimiento de la red: Al identificar y bloquear el tráfico malicioso, un IDPS puede ayudar a mejorar el rendimiento de la red liberando ancho de banda y recursos.

4. Para cumplir con los requisitos de cumplimiento: En algunos casos, los sistemas IDPS pueden ser necesarios para cumplir con los requisitos de conformidad, como los establecidos por la norma de seguridad de datos del sector de las tarjetas de pago (PCI DSS).

¿Dónde se colocan los IPS? Es habitual que las organizaciones coloquen sus sistemas de detección y prevención de intrusiones (IDPS) en puntos estratégicos de su red para supervisar el tráfico en busca de signos de actividad maliciosa. Las ubicaciones comunes de los IDPS incluyen las puertas de enlace de la red, los servidores clave y las áreas de alto tráfico. Al colocar los sensores IDPS en estos lugares, las organizaciones pueden supervisar más eficazmente el tráfico en busca de signos de ataques y tomar medidas para prevenirlos o mitigarlos.

¿Qué es un IDPS inalámbrico? Un IDPS inalámbrico es un sistema de seguridad de red que supervisa, detecta y responde a las amenazas inalámbricas. Está diseñado para proteger las redes inalámbricas de los ataques de usuarios no autorizados, y para proporcionar visibilidad de las actividades de los usuarios autorizados.

¿Cuáles son los dos principales tipos de sistemas de detección de intrusos?

Existen dos tipos principales de sistemas de detección de intrusiones: los sistemas de detección de intrusiones basados en la red (NIDS) y los sistemas de detección de intrusiones basados en el host (HIDS).
Los NIDS se despliegan en puntos estratégicos de una red y supervisan el tráfico en busca de actividades sospechosas. Pueden utilizarse para detectar una amplia gama de ataques, incluidos los ataques de denegación de servicio (DoS), los escaneos de puertos y los desbordamientos del búfer.
Los HIDS se despliegan en hosts individuales y monitorizan la actividad en ese host. Pueden ser utilizados para detectar una amplia gama de ataques, incluyendo el malware, el acceso no autorizado, y la escalada de privilegios.

¿Dónde se colocan los IPS?

Las organizaciones suelen colocar sistemas de detección y prevención de intrusiones (IPS) en lugares estratégicos de sus redes para detectar actividades sospechosas. Las ubicaciones comunes de los IDPS incluyen las puertas de enlace de la red, los servidores clave y las áreas de alto tráfico. Estas ubicaciones pueden utilizarse para supervisar y mitigar los ataques mediante la colocación de sensores IDPS.